Afganos huyen de la guerra, pero enfrentan el invierno - KWES NewsWest 9 / Midland, Odessa, Big Spring, TX: newswest9.com |

Afganos huyen de la guerra, pero enfrentan el invierno

Un afgano que fue desplazado por la violencia se cubre del frío en un campamento de refugiados en Kabul, Afganistán, el miércoles 24 de diciembre de 2014. Miles de afganos llegan a raudales a los campamentos improvisados de la capital para enfrentar un du Un afgano que fue desplazado por la violencia se cubre del frío en un campamento de refugiados en Kabul, Afganistán, el miércoles 24 de diciembre de 2014. Miles de afganos llegan a raudales a los campamentos improvisados de la capital para enfrentar un du
Por RAHIM FAIEZ y LYNNE O'DONNELL
The Associate Press 


KABUL, Afganistán (AP) - Miles de afganos llegan a raudales a los campamentos improvisados de la capital para enfrentar un duro invierno mientras el Talibán vuelve a las zonas de las que habían sido expulsados por fuerzas extranjeras, que esta semana marcaron el fin de su misión de combate.


En las sucias orillas de Kabul, cientos de familias viven apiñadas en frágiles tiendas de campaña o refugios de adobe en el campamento Bagrami. Durante el día, los niños salen en busca de combustible y alimentos. Por la noche, las familias queman basura para mantenerse calientes mientras los vientos gélidos bajan de las montañas Hindu Kush que rodean la ciudad y la temperatura desciende a niveles congelantes.

"La violencia nos ha obligado a dejar nuestros hogares, pero aquí la miseria y la pobreza hace nuestra vida aún más difícil", dijo Abdul Qayyum, de 52 años, que llegó en compañía de su esposa y sus ocho hijos. "Esta vida no vale la pena vivirla".

Al igual que los demás en el campamento, abandonaron su hogar en Sangin, poblado de la inestable provincia de Helmand, en una región rica en opio en la que las fuerzas británicas batallaron durante años para mantener a raya al Talibán antes del retiro de las tropas en 2010.

Los insurgentes de nuevo merodean la zona y han ampliado la temporada de combates de verano mientras las fuerzas extranjeras entregaban la responsabilidad del combate a las fuerzas de seguridad afganas. Esta semana, Estados Unidos y la OTAN han terminado formalmente su misión de combate, tres años después de la invasión que derrocó al Talibán tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Los rebeldes han aprovechado ese vacío y se han apoderado de territorio a lo largo del país, trazando de nuevo los frentes de batalla en las zonas urbanas y poniendo en riesgo a los civiles. El combate en Sangin inició en junio luego que las fuerzas afganas reemplazaron a las tropas estadounidenses.

Emanuele Nannini, coordinador del proyecto de la organización de ayuda Emergency, dijo que el hospital de 90 camas en la capital de Helmand, Lashkar Gah, ha estado a su máxima capacidad por meses con civiles y combatientes de ambos bandos heridos durante los enfrentamientos en Sangin. A diferencia de otros años, dijo que la violencia no ha disminuido en invierno. Las instalaciones son usadas "100% como hospital de guerra", agregó.




© 2013 The Associated Press. All Rights Reserved.
Powered by Frankly