Se alivian las restricciones en las aerolíneas tras ataque

Photo Courtesy of the Associated Press
Photo Courtesy of the Associated Press

Dallas -- A discreción del capitán, los pasajeros pueden volver a tener mantas y otros artículos en el regazo o moverse en la cabina durante la última parte del vuelo, dijeron el lunes dos funcionarios de la industria informados sobre la situación.

Los funcionarios hablaron con la condición del anonimato debido a que las autoridades federales de seguridad no han anunciado públicamente los cambios.

Los viajeros de vuelos internacionales a Estados Unidos estaban informando que en la hora final de vuelo, el personal retiraba las mantas, prohibía abrir los compartimientos de equipaje y ordenaba a los pasajeros mantenerse en sus asientos con las manos a la vista.

Las nuevas restricciones de seguridad implementadas expeditamente después del frustrado intento de dañar un avión de pasajeros el día de Navidad habían hecho más engorrosos los viajes aéreos estadounidenses, además de que podrían desalentar a los viajeros de negocios, de suma importancia para las aerolíneas.

Los pasajeros presumiblemente enfrentarían mayores demoras en los puestos de control y menor libertad de movimiento en el avión durante el vuelo.

Los turistas, como las familias que atestarán los aeropuertos para regresar a sus hogares el domingo después de los feriados de fin de año, probablemente aguantarán los nuevos inconvenientes, como lo han hecho antes.

Sin embargo, los viajeros de negocios podrían pensar dos veces antes de volar si las mayores medidas de seguridad significan pasar horas en el aeropuerto. Eso es problemático para las aerolíneas, porque los viajeros de negocios tienden a volar con frecuencia y a pagar tarifas más caras.

Alarmadas por la perspectiva de perder sus mejores clientes, las aerolíneas están pidiendo a las autoridades facilitar el proceso de ajuste.

Las medidas de seguridad más estrictas fueron impuestas después que un hombre, que abordó un avión en Nigeria rumbo a Amsterdam y después tomó una conexión de Northwest Airlines a Estados Unidos, intentó activar un explosivo cuando el avión se aprestaba a aterrizar en Detroit.

El domingo, la policía abordó en Detroit otro avión procedente de Amsterdam después que la tripulación informó sobre la presencia de un pasajero que causaba problemas por agresiones verbales.

Los funcionarios del gobierno no detallaron ninguna de las nuevas medidas, aduciendo que no quieren que los terroristas se enteren. Tampoco dijeron durante cuánto tiempo estarán en vigencia y agregaron que los límites podrían variar de un aeropuerto a otro.